Instalar este tema

PAVEMENT EN CONCRETO

Masajeo mi corazón con lo único
que puede hacerle reaccionar ahora,
un poco de música de los noventa.

— Paula Lamamié de Clairac

La televisión desconecta la imaginación

Hoy, cuando se conecta la televisión, se desconecta la imaginación. Conviene que nos durmamos rápidamente para que el sueño acuda a salvarnos.

—  José Sarmago, Fragmento, Cuadernos de Lanzarote II

Guillermo Saccomanno, Después de eso, fragmento
A veces los lugares más simples e inocentes de lo cotidiano pueden volverse extraños y ajenos. Hace ya tiempo que Atilio experimenta una distancia absoluta con los espacios y objetos de la casa. Hay veces que se siente un intruso y recorre, por ejemplo, el patio observando el dibujo de las baldosas como si encerraran un mensaje cifrado. Lo mismo le pasa cuando, en la mesa, durante las comidas, casi sin probar bocado, permanece ratos larguísimos con la mirada perdida en un cubierto, en una frutera, en una arruga del hule. A los cincuenta años, tras haber pasado dos años en un campo de concentración de la dictadura, dos años en los que perdió los dientes, la flora intestinal y casi todo el pelo, piensa que debería estar más agradecido con la vida. No todos los prisioneros tuvieron su suerte.
—  Alejandro Dolina, Cartas Marcadas

—  Alejandro Dolina, Cartas Marcadas

—  Mempo Giardinelli, La revolución en bicicleta

—  Mempo Giardinelli, La revolución en bicicleta

— Miguel Rosenzvit

— Miguel Rosenzvit

— Mempo Giardinelli, La revolución en bicicleta

— Mempo Giardinelli, La revolución en bicicleta


— Mempo Giardinelli, La revolución en bicicleta

— Mempo Giardinelli, La revolución en bicicleta


— Mempo Giardinelli, La revolución en bicicleta

— Mempo Giardinelli, La revolución en bicicleta

No quisiera que lloviera
te lo juro
que lloviera en esta ciudad
sin ti
y escuchar los ruidos del agua
al bajar
y pensar que allí donde estás viviendo
sin mí
llueve sobre la misma ciudad.
Quizá tengas el cabello mojado
el teléfono a mano
que no usas
para llamarme
para decirme
esta noche te amo
me inundan los recuerdos de ti
discúlpame,
la literatura me mató
pero te le parecías tanto.

 Cristina Peri Rossi, No quisiera que lloviera